Muchas veces tendemos a no intentar algo que deseamos solo por el miedo a fracasar. Soñamos con ser cantantes pero no tomamos la decisión de ir a clases por miedo a desafinar y sonar mal. Sin embargo, y quizás ya hemos escuchado muchas veces, el secreto del éxito es intentarlo una y otra vez.

Los fracasos generalmente son vistos como algo negativo, algo que debemos esconder. Pero la verdad es que los fracasos son parte crucial del aprendizaje y necesarios para tener éxito.

Hace poco empecé a tomar clases de canto y por supuesto, debo practicar, idealmente cada día, para poder mejorar cada vez más. Sin embargo, las primeras semanas me rehuse a hacerlo, no quería cantar porque sabía que iba a sonar mal (por suerte no me pasaba con mi profesora de canto, porque de algún modo suponía que ya ha de estar acostumbrada a escuchar todo tipo de voces). Entonces llegaba a mis clases de canto sin haber practicado nada y el avance era muy pequeño.

Pasado el mes, y hablando con mi profesora, entendí realmente que para sonar bien, primero DEBO sonar mal, porque estoy probando, debo sacar todo tipo de voces, de desafinaciones, hasta que encuentre la manera correcta en la que debo cantar. No se trata de tener o no tener talento, se trata de dejar de juzgarnos y entender que estamos aprendiendo, intentando maneras para llegar. Lograr algo bien a la primera, no es la única forma de tener éxito.

Eso es tolerancia a la frustración, poder tolerar el hecho de que no sonaremos bien, o que quizás nuestras pinturas no sean tan bonitas como queremos, o que en definitiva, algo no nos salga tan bien como queremos o en los primeros intentos, pero nos esforzamos para que cada día pueda salir un poco mejor.

¿Qué tiene que ver todo esto con los videojuegos? Pues, los videojuegos ponen un escenario ideal para aprender a equivocarse y a sacar algo de esa experiencia, es decir, un aprendizaje que nos ayuda a volver a intentarlo y quizás lograrlo la próxima vez.

En los videojuegos, los fracasos están, de cierto modo, controlados, ya que es tan simple como volver a empezar. Gracias a esto, en un juego solo tenemos que concentrarnos en intentarlo de nuevo, pensar en diferentes estrategias, diferentes caminos a fin de lograr pasar el nivel. De esto se trata la valiosa lección que hay detrás de los fracasos, de que estamos aprendiendo.

Por ejemplo, AzTech: La Historia Comienza, muestra el inicio de la historia de estos dos hermanos que se pierden en la jungla maya. Ellos necesitan usar sus conocimientos matemáticos para avanzar en la historia y volver a casa. En este juego, los niños pueden pueden equivocarse, pero además recibir ayudas y guías de cómo avanzar y aprender a resolver determinados problemas matemáticos. A diferencia de el colegio o la escuela, los niños y niñas pueden avanzar a su propio ritmo, y si tienen una respuesta incorrecta, no pasa nada, el mismo juego ofrecerá un poco de ayuda y podrá volver a intentarlo.

¡Puedes jugar AzTech: La Historia Comienza gratis aquí y comenzar a jugar y a aprender de multiplicación, división y la Historia Maya!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *