Las matemáticas son probablemente una de las materias más difíciles en la escuela. No es algo fácil de estudiar para la mayoría de los estudiantes y muchas veces es considerada como aburrida.

Sin embargo, como ya escuchamos muchas veces en el colegio, las matemáticas están presentes en una gran cantidad de áreas, por lo que dominarlas nos ayudarán mucho en la carrera que los niños y niñas escojan e idealmente, puedan estudiar lo que desean sin que las matemáticas signifiquen una barrera.

¿Te preguntarás entonces, cómo puedo hacer que mi niño o niña se interese en estudiar las matemáticas? Pues aquí te damos dos consejos 🙂

Hacerlo relevante: Se trata de conectar los conceptos matemáticos, que muchas veces resultan difíciles de entender, en alguna aplicación real, por ejemplo, enseñar fracciones utilizando recetas de cocina como ejemplo. ¿Qué tal una clase de postres en la clase de matemáticas?

Reconocer el desafío: Como ya dijimos, las matemáticas no son fáciles, intentar entenderlas puede ser frustrante, provocar estrés o ansiedad. Para un niño, resulta difícil manejar este tipo de emociones. Si es que vemos que un niño o niña está frustrándose, podemos dividir el ejercicio en partes más pequeñas, de esta forma, aumentamos la posibilidad de que tengan éxito y así puedan animarse. Con cada éxito, niños y niñas van ganando confianza en ellos mismos y pueden animarse a seguir intentándolo.

A diferencia de estudiar con pruebas escritas, los videojuegos educativos ayudan mucho a manejar las frustraciones. Una respuesta incorrecta no significa el final.. es tan simple como volver a intentarlo 🙂

¿Quieres probarlo? Te invitamos a jugar AzTech: La Historia Comienza. En este juego, niños y niñas podrán aprender con aplicaciones reales y de manera entretenida. Conócelo y juégalo gratis aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *