Ha estado muy ocupado aquí, que es algo bueno, pero pensé que era hora para otro blog de diario de la compañía edición Santiago.

Una pregunta que recibo bastante es sobre como es la gente de Chile. He estado en Chile por siete meses, la mayoría de ese tiempo en Santiago con unos días en Valparaiso/Viña del Mar y Concepción así que no puedo decir que tengo una muestra representativa grande del país. Por otro lado, más de un tercio de la población vive en Santiago y aproximadamente de 5% más en Concepción.

Y basta ya de la lección de geografía, ahora a de lo que quiero hablar…

Las Maneras que Chilenos son Más como Gente del Medio Oeste que Californianos

La gente es renuente a decirte “No” directamente.

Tuve una reunión con alguien que quería venderme algo y pensé que el precio era demasiado y la idea no era muy buena. Simplemente sacudí mi cabeza y dije, “Yo no voy a pagar por eso.”

Ella se sorprendió. Fui muy amable, lo más amable que pude ser tratándose de mí, porque en verdad lo que estaba pensando era, “No hay NINGUNA manera en la que te voy a dar dinero.”

He escuchado muchos empresarios aquí, ambos Chilenos y extranjeros, decir que preferirían la manera americana en que inversionistas o clientes potenciales simplemente te dicen, “No” sin hacerte perder el tiempo. Ellos dicen eso, pero en mi experiencia en ambos lados, no estoy seguro que preferirían eso. No es divertido tener alguien decirte en tu cara que no están interesados en financiar tu idea o comprar tu producto.

Cuando la gente te critica, tienden a hacerlo indirectamente.

Esto es importante, ¡así que pon atención! Chile es similar a Minnesota, en donde puedes haber concebido la idea más estúpida – creo que allí me jubilaré y abriré una casa de retiro para tortugas – y todo tus vecinos dirán, “Eso es diferente.”  

Creo que me perdí de unos buenos consejos de unos de los consejeros en el comienzo de Start-up Chile porque sus comentarios tienden a comenzar con, “Si yo fuera tú, me pondría a pensar sobre…” a lo opuesto de mi experiencia con consejeros en los Estados Unidos donde te dicen directamente, “Necesitas cambiar esto y aquello.”

Sí hice unos cambios después de tomar en cuenta sus sugerencias – no soy una idiota – pero creo que sin querer ofendí a varias personas porque no le puse mucha atención a sus sugerencias como lo hubiera hecho si hubieran ofrecido sus sugerencias de una manera convincentemente. Tengo que aprender de mis errores.

El drama no existe.

No es fuera de lo común escuchar a alguien en California decir que ellos, “…están teniendo el peor día de la HISTORIA” porque Starbucks no tenía leche de soya sin grasa y hubo un accidente en la carretera 405 y por eso llegaron tarde al trabajo. En primer lugar, todos en Los Ángeles saben que siempre hay un accidente en el 405 y en serio, amigo, ¿teniendo leche descremada en tu café es lo peor que te ha pasado?

Chile es muy hermoso.

Las muestras abiertas de racismo no ocurren aquí

Ahora, tal vez se reúnen y tienen una reunión tipo Ku Klux Kan versión Chilena cuando yo no estoy pero lo dudo. No solo jamás escuchas palabras discriminatorias e insultos como en los Estados Unidos, pero hasta cuando estás en una reunión o fiesta privada y personas están ebrios, nadie habla así. Quizás hay racismo sutil. No he escuchado personas afroamericanas quejarse de eso pero también no le preguntado a nadie tampoco.

Las muestras abiertas de sexismo sí ocurren aquí

Por ejemplo, me han dicho muchas veces que hay menos mujeres como empresarias porque mujeres quieren casarse y tener niños. Esto a mi se me hace raro porque a) mi cofundadora/directora ejecutiva y yo en total tenemos siete niños y b) ¿estas mujeres que no se están casando y teniendo hijos con hombres? No diría que el sexismo en Chile es peor que en los Estados Unidos, pero a diferencia del racismo no parece ser mucho más mejor tampoco.

Una aceptación más calmada es la norma

Unas personas discutirían que eso es una cosa buena. Yo no soy unas de esas personas. Si te imaginas que Chilenos son como Mexicanos, Cubanos o Puertorriqueños porque todos hablan español, estarías muy equivocado.

Que decir que estás en un restaurante y te traen la cuenta y está incorrecta. La corrigen, regresan y es una cantidad diferente pero todavía incorrecta. Regresan por tercera vez, la cuenta todavía está incorrecta, y la mesera insiste en que pagues esta cuenta. Ahora, en Los Ángeles, por lo general esto termina con el cliente gritando, “¿Esto es en serio? ¡Yo no voy a pagar esta maldita cuenta!” En Chile, es más probable que el cliente sacuda la cabeza y diga, “No, esto todavía no está correcto.”

Yo di este ejemplo porque ocurrió en frente de mi.

Mientras que es algo bueno que la gente no se enoje por algo como no tener leche de soya durante su día, yo no creo que es mejor que la gente simplemente acepte que las cosas que no funcionan. Hay una cantidad más grande de ineficiencia en otras áreas que no sería aceptada en un lugar como la costa oeste de los Estados Unidos y claro que no es por una falta de personas inteligentes y educadas en Chile para arreglar las cosas. Si es teniendo que hacer fila por horas para pagar una factura que fácilmente puede ser pagada usando un sistema en línea configurado con poco esfuerzo, o una máquina de oficina que no ha funcionado por días sin alguien que la repare, las personas nomás aceptan cosas que no son óptimas. Me gusta mucho Chile y los Chilenos pero eso es una cosa que me enloquece.

Por un lado, la gente en Chile no son cabrones que es algo bueno pero por otro lado, la gente cabrona es la que logra mucho.

Chile es más Saint Paul que Silicon Valley (Valle de Silicio). Ninguno de esos lugares es un lugar malo, pero definitivamente son lugares diferentes.

Sigue a Xitlali y José en su aventura rumbo a su clase de historia. ¡Juega AzTech: La Historia Comienza!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *